Errores de marketing que deberías evitar cometer en tu negocio

> Errores de marketing que deberías evitar cometer en tu negocio
10 errores de marketing que deberías evitar cometer en tu negocio - marketing para negocios de belleza - software para belleza

En tu trayectoria como dueño de un negocio de estética y belleza habrás probado con distintas técnicas e ideas de marketing, a fin de impulsar tus resultados de facturación, ventas y fidelización de clientes. Las que mejor te han ido funcionando las has replicado en varias ocasiones para ver si fue suerte o si, realmente, se trata de una táctica fiable y las que peores resultados te han dado, has terminado por descartarlas.

 

Si bien, aplicar siempre las mismas técnicas puede aportarte buenos resultados, es probable que te termines estancando, perdiendo oportunidades y cometiendo errores. Si crees que es el momento de abrirte a nuevas ideas y de poner tu estrategia de marketing bajo la lupa, no pierdas detalle de lo que te contamos hoy.

 

En este artículo, ponemos el foco sobre algunos de los errores de marketing más frecuentes entre los negocios de tu sector y te contamos cómo podrías evitarlos y solucionarlos, poniendo en marcha un plan de marketing correctamente diseñado.

Conoce flowww

 

10 errores de marketing que deberías evitar cometer en tu negocio

 

Algunos de los errores de marketing, que te presentamos a continuación, si se perpetúan o se hace algo para evitarlos, pueden desembocar en consecuencias negativas como:

  • Pérdida de interés / confianza del cliente y abandono.
  • Clientes descontentos y problemas de reputación.
  • Bajada en las ventas y pérdida de rentabilidad.
  • Campañas improductivas y con un ROI negativo.

Poner sobre la mesa estos errores te ayudará a conocerlos y a aprender a detectarlos con mayor rapidez cuando se presenten.  Lo peor que te puede pasar al poner en marcha una estrategia de marketing es darte cuenta de que ha ido mal y no saber por qué. 

 

¡No queremos que pase (o te vuelva a pasar)! Echa un vistazo a nuestro decálogo y cuenta cuántos de ellos crees que podrías haber cometido.

 

1. No tener un objetivo ni una estrategia de marketing clara y bien definida.


Antes de comenzar a poner en marcha cualquier campaña o conjunto de acciones, deberás pensar siempre en el objetivo que deseas alcanzar. ¿Por qué te planteaste ese y no otro? ¿Cuánto vas a tardar en alcanzarlo? ¿Qué necesitas para llegar?

 

Cuanto más concreto y específico sea tu objetivo, más fácil te resultará idear acciones que te ayuden a empujar tus resultados hacia la meta. Intenta huir de abstracciones y no lances acciones para probar sin tener nada claro. 


2. Abusar de los descuentos y promociones.


Éste es un clásico. Para intentar mejorar sus resultados, muchos negocios recurren a ofertas, promociones y descuentos aplicados sin una estrategia clara. Bajar los precios no es la solución. Está demostrado.

 

Hacer una oferta de forma puntual para estimular la captación de nuevos clientes o la venta de determinados productos y tratamientos, sí que es una buena idea. Por ejemplo, para reforzar el lanzamiento de un nuevo tratamiento o ritual de belleza, para liquidar stock de una determinada colección de productos e incluso, para impulsar el gasto medio durante una determinada fecha.

 

Entonces, si no haces promociones, ¿qué puedes hacer? Por ejemplo, puedes aportar soluciones que sumen calidad y valor al servicio. Por ejemplo, ofrecer un masaje craneofacial de 10 minutos al cliente, mientras le reposa la mascarilla; muestras de producto para cuidarse en casa que le permitan usarlo durante unos días y te abran la puerta a una venta, etc.

Descubre más sobre flowww

3. Enfocarte sólo en captar clientes y no trabajar en su retención, fidelización y recurrencia.

 

Captar clientes es necesario, pero requiere de una inversión que no siempre podrás llevar a cabo. Una vez realizada una acción de captación, como una campaña de anuncios de pago en redes sociales, tendrás que enfocarte en la retención de los nuevos clientes.

 

Por eso, es imprescindible idear un plan para conseguir que los clientes que captas, se queden, repitan y te sean fieles en adelante, volviendo a ti siempre que lo necesiten. La labor de fidelización y retención requiere de menos presupuesto, pero de más trabajo y de una estrategia muy sólida y centrada en la experiencia del cliente y en acompañarlo en cada una de sus etapas en el embudo de conversión.

 

Con la fidelización, aumentan las oportunidades de venta, tu capacidad para incrementar su ticket medio y su recurrencia, así como las posibilidades de que te recomiende a un amigo, por ejemplo.


4. No trabajar en aumentar el ticket medio del cliente.

 

¿Cómo se hace? Incrementar el gasto medio del cliente en cada visita puede ser muy sencillo si pones en marcha algunas técnicas de ventas y marketing como:

  • La venta cruzada de productos relacionados y complementarios con el servicio que se acaba de realizar el cliente.

  • La creación de bonos y packs atractivos, que supongan un beneficio económico para el cliente y le aporten valor añadido al complementar efectos y garantizar un seguimiento más completo.

  • El uso de incentivos o puntos acumulados para conseguir que tus clientes gasten más en productos y servicios de un valor superior.

Para saber si estás llegando a tus objetivos de aumento del ticket medio, podrás apoyarte en informes inteligentes de rentabilidad, como los que te ofrece un software de gestión de negocios de estética como flowww.


5. Descuidar la relación y la comunicación con tus clientes y tu público objetivo.

 

¿Abres canales de comunicación y luego los desatiendes? ¿Usas los canales favoritos de tus clientes? ¿Conoces la tasa de apertura de tus mensajes y la audiencia en cada canal? Tener en cuenta toda esta información, te permitirá elegir correctamente los canales que usas para comunicarte con tus clientes y público objetivo. Más vale tener 3 bien trabajados, que 10 a medias y con el público disperso.

 

Por eso, deberás tener muy claro qué redes sociales vas a mantener activas como canal de comunicación y captación de nuevos clientes, y qué canales vas a usar para comunicarte con los clientes habituales de tu centro.

 

A través de ellos, compartirás información de interés, promociones e incluso, recordatorios de cita, resolverás dudas y podrás ir afianzando la relación con ellos.

 


6. No entender el ciclo de vida del cliente y no saber cuándo contactar y cuáles son los canales adecuados.

 

No todos tus clientes se encuentran en el mismo punto, ni están preparados para recibir el mismo tipo de información o promociones. Por eso, deberás entender que los leads o nuevos contactos necesitarán información sobre tus precios, la posibilidad de realizar planes a medida y presupuestos e incluso, sobre tus soluciones de financiación.

 

Por su parte, los clientes fieles y recurrentes, precisarán de otro tipo de comunicaciones más relacionadas con los nuevos tratamientos, con productos que aún no han probado, con la posibilidad de convertirse en prescriptores y participar en tu programa de referidos, etc.

 

Así, por ejemplo, para contactar con el lead que acaba de pedirte información, lo ideal será una llamada teléfonica y un email de seguimiento, reafirmando lo comentado; mientras tanto, para el cliente fiel y recurrente, lo ideal es enviarle emails y mensajes push automatizados con recomendaciones, seguimientos personalizados y propuestas de nuevos packs de tratamiento.

 

7. Centrarse en vender tus productos y servicios, sin tener en cuenta las necesidades y deseos reales de tus clientes.

 

Esto es primordial. No conocer los distintos perfiles de cliente de tu negocio, ni lo que necesitan es uno de los problemas que más puede afectar a la rentabilidad de tu negocio y a la fidelidad de los clientes.

Para ello, como parte de tu plan de marketing, deberás destinar un tiempo a investigar qué tipo de clientes tienes y cuáles te gustaría conseguir, de acuerdo con sus hábitos, el tipo de tratamientos que solicitan y su presupuesto.

 

Asimismo, detectar grupos de clientes por edad, sexo y preferencias de compra será imprescindible para poder realizar segmentaciones y poder adaptar tu oferta de tratamientos y productos a las necesidades de cada perfil de cliente, de acuerdo con su perfil. 

 

8. Enviar los mismos mensajes a toda tu base de datos.

 

Como hemos visto, tener una base de datos correctamente segmentada será fundamental para poder tener un conocimiento profundo de las necesidades, gustos y hábitos de los clientes. Esto también afecta a la comunicación y a la realización de acciones de marketing.

 

Sabes que tus clientes no son todos iguales, ni tienen las mismas necesidades y gustos, por tanto, no le interesarán las mismas promociones, ¿cierto? Por eso, deberás apostar por un sistema de marketing, que te permita lanzar, como parte de tus campañas, tanto acciones globales, como segmentadas.

 

Por ejemplo, una acción global puede ser una promoción flash por San Valentín para todos tus clientes, mientras que una acción segmentada puede ir dirigida a las mujeres de entre 25 y 65 años, que aún no hayan probado el tratamiento que vas a ofertar, con motivo del Día de la Madre.


9. Usar programas de fidelización anticuados y que no funcionan. 

 

Olvídate de esos programas de fidelización antiguos que te hacían perder tiempo y dinero. Por ejemplo, una tarjeta de sellos puede servir para compras de producto, pero no funciona con tratamientos. Cuando tengan la tarjeta llena de sellos, ¿qué les vas a regalar? ¿Qué descuento les darás?

 

Antes de regalar tu trabajo, piensa bien en cómo fidelizar a los clientes con un sistema que los mantenga activos y que te permita llevar un mayor control de los incentivos que reciben por sus compras.

 

Por eso, una de las mejores maneras de implementar un programa de fidelización es combinar los efectos de un sistema de incentivos (por ejemplo, con puntos), con un programa de referidos, que anime a los clientes fieles a convertirse en prescriptores y a recomendarte a sus amigos.

 

10. No llevar un control de tus resultados de marketing, ni del rendimiento de tus campañas.

 

Hemos dejado para el final una de las piedras angulares de todo plan de marketing: el análisis de resultados de las campañas. Tener un control total de lo que inviertes y del rendimiento de tus acciones a través de métricas como el ROI, te permitirá realizar un seguimiento en tiempo real del funcionamiento de tu campaña.

 

Así, podrás saber si lo que has invertido ha dado sus frutos, si has conseguido captar nuevos clientes y si otros que ya tenías han vuelto y han gastado más de lo habitual. Para complementar este informe, podrás obtener otras KPIs de marketing, como el CAL o el CAC e informes automáticos de actividad de los clientes, comparados con un informe de rentabilidad completo.

 



Si quieres complementar tu plan de marketing para estética y obtener los mejores resultados, necesitarás herramientas como las que te ofrece un ecosistema digital especializado como flowww. Pide ahora una demostración personalizada.

 

Solicita una demostración gratuita

 

Artículos relacionados

Belleza

Mejores eventos y ferias de belleza y medicina estética del ...

Ideas de promociones para el Black Friday

IA para tu negocio: ¿Qué oportunidades vemos desde flowww?

Cómo rentabilizar tus centros de belleza optimizando tu ...

3 Retos a los que se enfrentan los negocios de belleza

Marketing: La importancia de dar la bienvenida a tus nuevos ...

3 Promociones creativas para vender más packs en Reyes

Las promociones de Navidad más efectivas para tu centro de ...

Guía de gestión y marketing: Prepara tu negocio para el fin ...

Nochevieja: Ideas de marketing para atraer clientes a tu ...